Harina de coco (producto verde)

La harina de coco se elabora a partir de la pulpa del coco, la cual se seca a baja temperatura y se muele hasta obtener una harina fina de color tostado.

La harina de coco no contiene gluten pero sí nos aporta una gran cantidad de fibra, por lo que nos ayuda a regular en tránsito intestinal, actúa como un prebiótico y evita las subidas de azúcar repentinas en la sangre.

La harina de coco contiene entre un 15 y un 20% de proteínas, además de grasa saturada cardiosaludable. Una de las grasa presentes en la harina de coco y que beneficia nuestro sistema inmunológico y la tiroides es el ácido láurico.

Para elaborar recetas sustituyendo la harina de trigo, deberemos utilizar 1/3 o ¼ de harina de coco. O sea, entre 25 g i 33 g de harina de coco por cada 100 g de trigo aproximadamente.
Esto se debe a que la harina de coco es muy absorbente; por cada 100 g de harina de coco se necesitan unos 6 huevos y unos 250 ml de líquido.

La harina de coco también se puede tomar en smoothies, yogur, sopas, cremas, tortitas, etc.

Harinas