Té verde kukicha: propiedades, cuándo tomarlo y cómo prepararlo


El té verde kukicha es una variedad de té verde japonés conocido también como té de invierno. Se elabora a partir de una mezcla de ramitas de té de Bancha que incluye también los tallos y pecioles. Cada vez se hace más popular por su poder alcalinizante, una propiedad que ayuda a mantener el sistema inmune fuerte y combatir mejor las gripes, virus, bacterias y hasta prevenir el cáncer.

Propiedades del té verde kukicha


Además del poder alcalinizante, este té cuenta con muchas otras propiedades, tales como:

  • El té verde kukicha tiene todas las propiedades antioxidantes de los tés verdes tradicionales, pero con una principal diferencia.Bajo contenido en teína
  • El té verde kukicha es una rica fuente de calcio, una taza de té tiene más calcio que un vaso de leche. Por eso se recomienda tomarlo en etapas de desarrollo y también para prevenir la osteoporosis.
  • Es rico en vitamina C y E, ambas vitaminas le confieren su poder antioxidante. Y como es rico en flavonoides su consumo consecuente ayuda a detener el envejecimiento prematuro.
  •  Otra de las propiedades asociadas con este tipo de té es que ayuda a reducir el azúcar en la sangre y elimina las toxinas protegiendo las paredes de los vasos sanguíneos.

¿Cuándo tomar té verde kukicha?


El té kukicha tiene un efecto energizante por lo que es muy recomendado tomarlo en el día para aprovechar la revitalización que se siente. Sin embargo, no está contraindicado para tomarlo por la noche, ya que al no tener teína no existe una estimulación física o neuronal que imposibilite el buen dormir o descansar.


¿Cómo preparar el té verde kukicha?


El kukicha es importante saberlo preparar, pues si se cuece más de lo recomendado, a mayor temperatura o con mayor concentración, se corre el riesgo de tener un té amargo como sucede con la mayoría de los tés verdes.

La recomendación es que el té kukicha se infunda en agua a una temperatura no superior a los 80 °C, es decir, jamás debe hervir. Tampoco se debe reposar el kukicha más allá de un minuto y se recomienda 4 cucharadas del té por un litro de agua.

Seguir estas recomendaciones te ayuda a conseguir un té verde con sabor a nuez y algo ligeramente dulce, el color adecuado es un amarillo verdoso muy claro.

Para aprovechar todos los efectos positivos del té kukicha se recomienda tomarlo solo, jamás con leche. La proteína de la leche contrarresta el efecto de la perioxidación lipídida limitando su poder antienvejecimiento.
Este té conocido como té de invierno es especial para tomarlo caliente, sin embargo, también lo puedes tomar frío en verano. Añadiéndole limón y jengibre realmente consigues una bebida muy refrescante.

¿Te animas a probar el té verde kukicha?


CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Nocciolata vs Nutella: ligeras diferencias, más salud

Sigu

Tortitas de calabacín