Socca o crep de harina de garbanzos

La socca es una especialidad culinaria de Niza, una ciudad que se encuentra al sur de Francia. Sus principales ingredientes son la harina de garbanzos y el aceite de oliva. Tiene el aspecto de un crep grueso, se hace al horno y tradicionalmente se come espolvoreado con abundante pimienta molida. Este crep de harina de garbanzos también es tradicional en algunas zonas de Italia donde se le conoce como farinata, también puede encontrarse en Argentina y en el norte de África (herencia de la cocina sefardí). En cada país recibe un nombre distinto y la elaboración puede variar ligeramente. La socca se come bien caliente recién salida del horno, puedes comerla pura como si se tratara de un pan o puedes rellenarla con champiñones o verduras salteadas ¡verás lo rico que sabrá!

MÁS SOBRE LA HARINA DE GARBANZO, UN INGREDIENTE BÁSICO EN LA COCINA VEGANA

Aquí te dejamos la receta clásica de la socca, pero ya sabes que puedes ponerte creativo y darle algún toque especial que te permita comer de una forma diferente los garbanzos.

RECETA SOCCA O CREP DE HARINA DE GARBANZOS

Ingredientes (1 socca de unos 22 cm de diámetro)


  • 100 g harina de garbanzos
  • 200 ml de agua mineral
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • sal

Además

  • 2 cucharadas de aceite para el molde
  • 1 cebolla
  • pimienta negra molida
  • sal
  • pizca de orégano


Elaboración (1 hora reposo + 15 minutos cocción aprox.):

1. En un recipiente mezclar la harina de garbanzos, el agua, el aceite y la sal. Mezclar con unas varillas hasta que no queden grumos visibles. Dejar reposar la mezcla 1 hora.


2. Pelar una cebolla mediana y cortarla bien fina. Sofreír la cebolla con un poquito de sal a fuego suave hasta que esté tierna. Reservar.


3. Transcurrida una hora, poner 2 cucharadas de aceite en un molde de unos 22 cm de diámetro. Es importante que sea un molde de una sola pieza (no desmoldable).

4. Encender el horno a 210ºC y colocar el molde (vacío, sin masa) dentro del horno.

5. Cuando el molde esté caliente (hay que vigilar que no se queme el aceite), sacarlo del horno, verter la masa y esparcir la cebolla sofrita por encima. Salpimentar la socca y poner un poquito de orégano.


6. Hornear la socca durante unos 15 minutos. La socca tiene que quedar dorada por los bordes y esponjosa en el centro.

7. Servir la socca caliente.

¡Buen provecho!

Por:

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Crema de lentejas rojas con calabaza

Sigu

Los dátiles, combustible para cerebro y músculos