Semillas de amapola ¡Fuente importante de vitamina B!

La amapola conocida también como la planta del opio es una planta herbácea milenaria, de la que existe evidencia de su cultivo desde hace 5700 años a.C por las cercanías de los ríos Danubio y Ródano, ya hoy día naturalizada en Europa, Asia, África y América. Su flor puede ser blanca y de color rosa pálido y es allí donde se encuentran numerosas semillas pardas, las cuales podemos aprovechar para el beneficio de nuestra salud.

Propiedades de la semilla de amapola

No contienen alcaloides
La presencia de alcaloides en la planta de amapola ha originado un fuerte control en su cultivo, debido a la presencia de psicoactivos (droga) que existen en estas plantas. Sin embargo, las semillas de amapola no contienen alcaloides por lo que no es necesario limitar su consumo por esta causa.
 
Contiene vitamina B
Es la principal vitamina presente en las semillas de amapola, su presencia y variedad en esta vitamina B1, B2, B3, B5, B6 y B9 (ácido fólico) son las que originan gran parte de sus beneficios en la salud.

Presencia de ácidos grasos saludables
Tanto el omega-3 como el omega-6 se hacen presentes en las semillas de la amapola, por lo que es una importante fuente de aceite vegetal.

Contiene fibra
Por su propia naturaleza es una rica fuente de fibra.

Contiene minerales
Entre los minerales presentes en la semilla de amapola destacan el magnesio, el manganeso y el calcio.

Beneficios de las semillas de amapola

Beneficios digestivos
Gracias a la presencia de fibra, ayuda a evitar el estreñimiento y permite la limpieza del aparato digestivo.

Propiedades antioxidantes
La presencia de la vitamina B3 permite la desintoxicación del organismo y estabiliza la producción de las hormonas esteroideas que tienen participación en las hormonas sexuales y las relacionadas con el estrés.

Aporte al sistema cardiovascular
Su consumo regular permite un buen cuidado al sistema cardiovascular, ya que regula tanto el colesterol como los triglicéridos gracias a la presencia de omega 3 y omega 6.

Mejora la conducción de los impulsos nerviosos
Gracia a la presencia de la vitamina B1 la conducción de los impulsos nerviosos mejora considerablemente; además de mejorar el proceso de transformación de azúcares y el metabolismo del oxígeno. De igual manera la presencia de ácido fólico previene las enfermedades neurodegenerativas y permite mejorar el sistema nervioso.

Produce energía
La presencia de vitamina B favorece la absorción de proteínas, grasas y carbohidratos, contribuyendo a la transformación de los alimentos en energía; la presencia de ácido fólico también puede evitar el cansancio y la anemia.

Favorece la regeneración de las células
Gracias a la presencia de ácido fólico, la regeneración de las células de los órganos es positiva, pudiendo prevenir la reproducción de las células dañinas con lo que se puede evitar el cáncer.

La semilla de la amapola es fácil incorporarla en la dieta diaria, colócalas en el aderezo de tus ensaladas,  en las sopas, como adorno en galletas y pasteles o agrégalas en tus cereales y yogurt ¡Consumir semillas de amapola es tener una vida sana!

Por:

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Miel de aguacate ¡Energía y salud!

Sigu

Alimentación ecológica ¿Qué es y qué beneficios nos aporta?