Seitán, una alternativa vegetal a la carne

Se cree que es originario de China, en donde era llamado miàn jīn hace más de 600 años. Aunque como se conoce hoy, tuvo su origen en Japón hace 60 años, fue creado por George Ohsawa, padre de la macrobiótica, y es comúnmente llamado Kofu.

El seitán se elabora a partir de la harina de trigo duro. Es la proteína (gluten) que fue separada del almidón, después de un proceso de amasado, lavado y cocido.

Posee valores nutricionales impresionantes, logrando crear adeptos cada vez que lo prueban.

Tiene gran cantidad de proteínas, es suave comparado con la carne, contiene calcio y minerales, es bajo en calorías, contiene fibra, por lo que apoya el tránsito intestinal, vitamina B2, hierro, lecitina, poco sodio, no contiene grasas saturadas, vital para aquellos que sufren del colesterol y tienen los triglicéridos altos, tampoco contiene antibióticos ni hormonas, es un alimento completamente natural.
Su alto contenido de calcio permite ser un gran aliado de aquellas personas que sufren de anemia ferropénica.

El seitán es ideal para las personas con problemas estomacales, como los intolerantes a la lactosa, ya que no es pesado, sus componentes son livianos y no causa ningún tipo de malestar.
Aunque se debe tener presente que las personas de naturaleza celiaca o que no toleran el gluten, no lo pueden comer, bajo ninguna circunstancia.

A la hora de comer, es el alimento líder de los vegetarianos, se puede presentar frito, asado, apanado, con cereales,  legumbres, sopas, cremas, pasta, etc. Solo debes ponerle un poco de creatividad.
Lo puedes encontrar fácilmente fresco o cortado en porciones y envasado al vacío, en tiendas naturistas, dietéticas o herbolarios
El alimento perfecto para los niños pues contribuye fuertemente en su crecimiento y les aporta las proteínas que su cuerpo le demanda diariamente.

A los deportistas de alto rendimiento les aporta nutrientes naturales a sus músculos para fortalecerlos y tonificarlos, igualmente les encanta a las personas mayores y aquellos que mantienen una dieta para perder peso. Incluso para los que no les gusta la carne, es el complemento proteico perfecto.

No es necesario tener dieta vegetariana para incorporarlo a la tuya, aunque si comes carne debes tener moderación al comer seitán.

El seitán es un alimento que fácilmente puede reemplazar la carne, contribuyendo a descontaminar tu sistema circulatorio,  limpiando tus arterias y ayudando a regenerar tu corazón.

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Semillas de cáñamo ¡Beneficios y propiedades!

Sigu

La importancia de una mermelada bien elaborada