Recuperas fuerzas de manera inmediata con las pasas Sultanas

Las pasas Sultanas son más pequeñas que las pasas de Málaga, de color marrón claro y sin pepitas, y originarias de Turquía
Su alto contenido en hidratos de carbono de absorción rápida las hace ideales para recuperar fuerzas de manera inmediata, pues un 70% de estos hidratos son fructosa.
Su contenido en vitamina A y B, magnesio y calcio suponen un aliado para superar la anemia, la fatiga y el estrés. Y protegernos de posibles enfermedades óseas.
La piel de las pasas es rica en fibra, por lo que su consumo tiene efectos laxantes y saciantes. En la piel también encontramos la levadura de cerveza o saccharomyces cerevisiae de forma natural, por lo que podemos poner una pequeña cantidad de pasas en la masa madre para que ésta madure más rápido.
Las pasas sultanas son ideales para comer con muesli, yogur o solas.
Dada la ausencia de pepitas, su uso en la cocina y en la repostería es muy extendido ya que se pueden elaborar salsas, cuscús, ensaladas, postres, helados, pastas, galletas, panes, etc.
Las pasas se conservan durante mucho gracias al bajo contenido en agua y a su alta concentración en azúcares y siempre deben almacenarse en un lugar fresco y seco.

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

La Cúrcuma, un superalimento para incorporar a tu dieta

Sigu

¿Qué es el hatcho miso? ¿Y qué relación tiene con la alimentación macrobiótica?