¿Reconoces la diferencia entre el salvado y el grano de un cereal?

Reconocer la diferencia nutritiva, de color, sabor y aspecto que puede existir entre el salvado y el grano de un cereal, como el trigo o la avena por ejemplo, ayuda a que tengamos una compra más inteligente a la hora de ir al mercado ¡Aprende con nosotros a distinguir el grano del salvado!


Cuando la industrialización de los alimentos no estaba de moda comíamos un cereal menos refinado, más puro, más saludable conformado tanto por el salvado como por el grano. El salvado corresponde a la parte más externa del grano, que al sufrir los procesos de refinación se separa del endospermo. En el salvado se almacena la mayor cantidad de las propiedades nutritivas de los granos. De tal manera que, al procesarse el cereal y retirarle el salvado se estaría desechando nutrientes importantes. 

Mientras que el grano o semilla es la parte más interna de los cereales, generalmente se le denomina grano a los diferentes tipos de cereales refinados que existen en el mercado. Pertenecen a la familia de las gramíneas y entre los más conocidos se encuentran el maíz, arroz, cebada, trigo, sorgo, avena, centeno, entre otros.

¿Conoces la estructura básica de los granos enteros?

Los granos cuentan con 3 partes básicas, el pericarpio, el endospermo y el germen.


El pericarpio se le considera como el protector del grano contra los depredadores naturales conocida también como el salvado del grano. En él se encuentran tres finas capas denominadas epicarpio, mesocarpio y endocarpio. Y en la parte interna está conformada por células cruzadas y células tubulares. 

El endospermo es donde se almacena el alimento que da origen a una nueva planta. Es rico en carbohidratos y en menor cuantía por proteínas.

Mientras que, el germen es el brote que da origen a una nueva planta, es rico en nutrientes, como vitaminas, minerales, azúcares y grasas. Es la parte más delicada del grano y el que más ataca los depredadores.

Veamos las diferencias entre el grano y el salvado de trigo, el cereal más común

Cuando se habla del salvado de trigo, nos estamos refiriendo a una fibra dietética importante. Se considera rico en algunos minerales como potasio, en hierro, zinc, fósforo y tiene presencia de vitamina del grupo B (B1, B2, B3, B6 y ácido fólico). Es un alimento especial para combatir el estreñimiento, aumentar las defensas del sistema inmune, evitar la anemia y también contribuye a un buen estado de ánimo.

Para las personas que desean bajar de peso resulta un alimento ideal ya que, el salvado de trigo posee fibra soluble lo que ralentiza el proceso digestivo, disminuye los niveles de colesterol, absorbe las grasas y reduce el apetito. Puedes consumirlo en galletas, batidos y yogures.


Mientras que cuando se habla del grano de trigo, estamos hablando de un cereal refinado; es decir, sin salvado, ocupa aproximadamente el 83% del grano de trigo entero. Este grano carece de fibra ya que el proceso de refinación se lo ha eliminado en gran parte y de esta manera también desaparecen los minerales y vitamina B. Aunque no todo es malo, tiene un aporte nutritivo principalmente de carbohidratos y proteínas que ayuda a fortalecer los músculos y brinda energía diaria. Resulta ideal para recetas de repostería donde se requiere el aumento de su volumen. No se puede negar que con él se elaboran ricas tortas, panes y pizzas por ejemplo, entre otras muchas

Si vas al mercado y te hablan del grano de trigo integral ¡No te dejes confundir! Éste es el grano natural al que no se le ha quitado el salvado; es decir, no ha sido refinado y por eso contiene todas sus capas. Puedes comprarlo y utilizarlo para elaborar ricas recetas de panes, galletas y otras más, ideales para un régimen alimenticio sano.

Por:

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Descubre los beneficios del maíz

Sigu

Pan de espelta con pistachos y arándanos