4% DTO EN TODA LA WEB. CUPÓN: LUNALLENA

Panecillos planos de trigo y centeno

El pan plano ya era parte de la gastronomía del antiguo Egipto, que con técnicas rudimentarias se conseguía elaborar este pan como compañía de otros alimentos. La característica principal y llamativa es precisamente su delgadez alcanzando una medida de espesor que no llega a superar el centímetro.

La técnica de preparación ha evolucionado y la combinación de los ingredientes también. Los panecillos planos que hoy te traemos combina las harinas de trigo y centeno que hacen de este pan, una verdadera delicia para la degustación, ¿el secreto? respetar las proporciones entre ambas harinas y seguir con la tradición de una presentación bastante delgada del pan.

¿QUIERES SABER MÁS SOBRE EL CENTENO? PINCHA EN EL SIGUIENTE ENLACE ''BENEFICIOS QUE NOS APORTA EL CETENO''

La delgadez del pan plano permite que adquiera texturas agradables al gusto que acompañado de diferentes opciones como mermeladas, quesos, cremas, paté, lo hacen ideal para desayunos, meriendas y es indispensable en cualquier celebración. Este pan se puede almacenar en el congelador lo que garantiza un tiempo prolongado de su uso, al momento de utilizarlo solo tienes que colocarlo por unos minutos en el horno y lo mejor de todo es que no altera su sabor original.

Aprovecha todos los secretos de su preparación con este paso a paso de la receta que te traemos hoy.


RECETA DE PANECILLOS PLANOS DE TRIGO Y CENTENO


Ingredientes (12 panecillos):

  • 25 g copos de centeno
  • 25 g mantequilla
  • 110 ml agua hirviendo
  • 110 ml agua fría
  • 11 g levadura seca de panadería
  • 40 g miel
  • 215 g harina de media fuerza alta (W 250)
  • 145 g harina de centeno blanca
  • 1 cucharadita de sal



Elaboración (90 minutos aprox.):

1. En un bol mezclar los copos de centeno, la mantequilla y el agua hirviendo. Remover hasta que la mantequilla se haya fundido.

2. Agregar el agua fría y la levadura. Mezclar hasta que la levadura se haya disuelto.

3. Añadir la miel, las harinas y la sal.

4. Amasar hasta obtener una masa lisa y ligeramente pegajosa.

5. En una superficie ligeramente enharinada, acabamos de amasar el pan y le damos forma de bola.

6. Colocar la masa en un recipiente ancho y enharinarla un poco para que no se reseque.



7. Cubrir el recipiente con un paño de algodón y dejar reposar la masa 30 minutos.

8. Calentar el horno a 220ºC.

9. Pasada media hora, estirar la masa dándole un grosor de unos 0?5 cm.

(En función de la forma que queramos dar a nuestros panecillos: redondos, rectangulares, etc. estirar la masa de manera que nos quede un rectángulo o un círculo.

10. Pinchar la masa con un tenedor y cortarla con la forma que más nos guste.



11. Colocar los panecillos en dos bandejas de horno, taparlos con un paño y dejar reposar 30 minutos más.

12. Pasada media hora, horneamos los panecillos durante unos 8-10 minutos o hasta que estén dorados.

13. Dejar enfriar y servir con lo que más nos guste: jamón, salmón, paté vegetal, crema de chocolate?

Recuerda que estos panecillos se pueden congelar sin problemas. Cuando queramos comerlos, los pondremos en la tostadora unos minutos y listo.

¡Buen provecho!


Por:

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Espaghettini picantes ahumados con gambas

Sigu

Coca de Forner