4% DTO EN TODA LA WEB. CUPÓN: LUNALLENA

Pan de espelta con pistachos y arándanos

El pan de espelta es un pan elaborado con el cereal del mismo nombre, en la mayoría de los casos se suele combinar la harina de espelta blanca con la harina de espelta integral, dando como resultado una muy buena combinación no solo en el paladar, sino que también, logra equilibrar las propiedades nutricionales del pan. 

TE PUEDE INTERESAR: ''ALTERNATIVAS DE HARINA PARA SUSTITUIR LA DE TRIGO"

Consumir pan de espelta es muy beneficioso para nuestro organismo; ya que, es una variedad que no ha sido manipulada ni alterada genéticamente; contiene los 8 aminoácidos esenciales, además de la vitamina B2; es más digerible que el trigo común gracias a que tiene menos gluten, aunque no es recomendable para las personas con condición celiaca; y finalmente, la espelta es rica en fibra, así que su consumo reduce problemas de estreñimiento.
En cuanto a su elaboración es una receta semejante a la del pan tradicional, sin embargo la adición de pistachos, arándanos y otros ingredientes de delicado sabor, hacen de este pan una delicia. Es ideal para acompañar en los desayunos untados con mermeladas, margarina o nata. También sirve como acompañante en los almuerzos y cenas y a la mitad de la tarde resulta delicioso acompañado con una taza de café o té.

RECETA PAN DE ESPELTA CON PISTACHOS Y ARÁNDANOS


Ingredientes (2 panes)

  • 250 g harina de espelta blanca
  • 250 g harina de espelta integral
  • 8 g sal
  • 125 g yogur griego
  • 100 g copos de espelta
  • 50 g arándanos a mitades
  • 50 g pistachos crudos con piel
  • 1 cucharada de miel
  • 340 ml agua
  • 6 g levadura seca de panadero


Elaboración (14 horas fermentación nevera + 2 horas aprox.):

1. En un recipiente grande mezclar las harinas y la sal. Remover bien.


2. Añadir el yogur, los copos de espelta, los arándanos, los pistachos y la miel.


3. Calentar unos segundos el agua (hasta que esté tibia, no debe quemar) y mezclar la levadura.

4. Añadir el agua a la mezcla y amasar hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.


5. Tapar el recipiente con papel film y dejar toda la noche en la nevera, unas 12-14 horas.

6. Al día siguiente, sacar la masa y colocarla en una superficie bien enharinada. La masa es bastante pegajosa, por eso es importante tener harina de espelta en la superficie de trabajo.


7. Aplanar un poco la masa y darle forma de bola. Cubrirla con un paño y dejarla reposar unos 45 minutos.

8. Calentar el horno a 220ºC y colocar una bandeja de horno con agua para crear vapor.

9. Una vez ha reposado la masa, dividirla en 2 partes iguales y darles la forma de queramos: bola, alargada, etc. . .

10. Hacer un corte en la superficie de cada pan con una cuchilla para pan o un cuchillo muy afilado.


11. Poner las hogazas de pan en una bandeja de horno con papel sulforizado y hornear durante unos 35 minutos. A media cocción retirar la bandeja con agua.

12. Para saber si las hogazas están ya listas, deben de tener un color tostado y al golpearlas con los dedos en la base, deben de sonar huecas.

13. Dejar enfriar los panes.

¡Buen provecho!

Por:

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

¿Reconoces la diferencia entre el salvado y el grano de un cereal?

Sigu

¿Qué es al ajo negro y de donde proviene?