Las almendras, fuente de calcio y magnesio

La almendra tiene un alto contenido en calcio y magnesio, minerales valiosos para nuestros huesos. Además contiene un 50% de grasas, la mayoría de las cuales son ácidos grasos monoinsaturados, en concreto ácido oleico que es el mismo que contiene el aceite de oliva. Una dieta rica en estas grasas tiene un efecto positivo sobre la regulación de contenido de colesterol y triglicéridos, grasas consideradas peligrosas para el corazón y las arterias. Un 20% son proteínas, una proporción similar a la de la carne. Además una de las pocas fuentes vegetales que contiene un aminoácido esencial, la arginina, imprescindible en la etapa de crecimiento de los niños.
Es una de las frutas secas más alta en fibra, el 15%, del tipo soluble, la cual es ideal para provocar sensación de saciedad i estimular los movimientos intestinales. Finalmente, las almendras son ricas en vitamina E, un antioxidante muy potente.

Las almendras son exquisitas tanto si son crudas, secas, tostadas, fritas, sin cáscara o confitadas de diferentes maneras. Su sabor es agradablemente dulce. Esta semilla está rodeada de una piel fácilmente desprendible y de color marrón o beige.

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

¿Qué es el hatcho miso? ¿Y qué relación tiene con la alimentación macrobiótica?

Sigu

El arroz salvaje, rico en fibra y en proteinas vegetales