La quínoa, una de las mayores fuentes vegetales de proteínas

¿Qué es la quínoa?

Es un pseudocereal porque aunque no es más que una semilla, tiene características únicas al poder consumirse como un cereal. La quínoa provee la mayor parte de sus calorías en forma de hidratos complejos, pero también aporta cerca de 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos y ofrece alrededor de 6 gramos de grasas en igual cantidad de alimento. Al poder emplearse como un cereal, es especialmente beneficiosa en la dieta de personas celíacas, ya que no contiene gluten.


Propiedades de la quínoa

Si la comparamos con la mayor parte de los cereales vemos que contiene muchas más proteínas y grasas, aunque éstas últimas son en su mayoría insaturadas, destacándose la presencia de ácidos omega 6 y omega 3. Respecto al aporte calórico, es semejante o levemente superior a un cereal, pues contiene menor cantidad de hidratos. Tiene un alto aporte de fibra. También es de gran ayuda para controlar los niveles de colesterol en sangre, ya que su fibra y sus lípidos insaturados favorecen el perfil lipídico en el organismo.

Si nos referimos a los micronutrientes, en la quínoa destaca el contenido de potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc entre los minerales, mientras que también ofrece vitaminas del complejo B en cantidades apreciables y vitamina E con función antioxidante.


Cómo incluir la quínoa en tu dieta

Con esta semilla podemos elaborar todo tipo de platos, desde hamburguesas, ensaladas, pasteles,  o bien, usarla en reemplazo de la avena en el desayuno.

Para utilizarla lavamos primero las semillas, frotando las mismas suavemente con las manos, bajo el agua, de manera que se quite la capa de saponinas que recubre las semillas y que de quedarse allí, aportaría un sabor amargo. No debemos remojar, sino lavar y enjuagar.

Posteriormente hervimos tal como si fuera arroz, por espacio de 15 a 20 minutos o hasta que se abra la semilla. Colamos y listo para usar.

La presentación en copos, nos facilita poderla combinar con caldos, bebidas, ensaladas o elaborar deliciosos purés. Aunque deshidratada, los copos conservan todas sus propiedades.


Tipos de quínoa

La quínoa varía en color, desde el blanco al naranja, rojo, violeta y negro, dependiendo de su variedad. La quínoa blanca a menudo se considera quínoa "tradicional": Todas las variedades tienen un sabor a nueces cuando están cocidas, sin embargo, la quínoa roja tiene un sabor más terroso que la quínoa blanca. La quínoa cocida tiene una textura suave y delicada, pero la quínoa roja es más dura y crocante que la blanca.

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

El arroz salvaje, rico en fibra y en proteinas vegetales

Sigu

Los arándanos rojos deshidratados, una opción sana y deliciosa para mantenernos sanos