Ideas para hacer con la harina de garbanzos

La harina de garbanzos puede ser un excelente sustituto de la harina de trigo tradicional. Una de sus características más atractivas es que no contiene gluten por lo que las personas celíacas pueden apostar a su salud sin quitarle deliciosos sabores al paladar. También los veganos usan esta harina como sustituto del huevo, ya que al mezclarla con agua se produce una mezcla con propiedades glutinosa.

Si la creatividad a la hora de cocinar con harina de garbanzo es tu problema, lee este artículo hasta el final para que aprendas a hacer deliciosas comidas con esta harina.



1. Crêpes

Puedes hacer unas ricas crêpes, ya sean dulces o saladas. Lo interesante es que puedes cambiar la mayoría de los ingredientes tradicionales de acuerdo a tus necesidades. Por ejemplo, puedes sustituir la leche de vaca por la llamada leche vegetal como la de almendra, arroz o nueces. También puedes prescindir del huevo si así lo deseas.





2. Salsas

Puedes utilizar la harina de garbanzo para hacer una salsa tipo bechamel y utilizarla para pastas, en pastichos o cualquier otra comida. Verás como te espesa y queda de un delicioso sabor.

3. Rebozados

Utiliza la harina de garbanzo en rebozados donde normalmente utilizarías pan rallado como en croquetas, pollos, carnes y verduras. Hay chefs que se especializan en el rebozado de calamares con harina de garbanzo. En Andalucía es típico utilizarla para el rebozado de frituras de pescado y en las tortillas de camarón, típicas tapas de la bahía de Cadiz.
En la India, por ejemplo, es típica en un plato llamada pakora, que no es más que verduras fritas que han sido rebozadas en harina de garbanzos. Las cebollas, las patatas, las berenjenas y los tomates son los más típicos de este plato.
Una de las cualidades únicas de rebozar las comidas con harina de garbanzos es el color que aporta, muy dorado y apetitoso.

4. Panes

También se puede utilizar la harina de garbanzos para hacer panes de corteza dura. Sin embargo, los maestros panaderos recomiendan mezclar la harina de garbanzos con otros tipos de harinas más blandas. Estas pueden ser harina de arroz, mijo, teff y hasta la misma harina de trigo si no tienes problemas en utilizarla. Y para que el pan quede muy esponjoso agrégale el líquido de cocción del garbanzo como sustituto del huevo.





Y tú? ¿qué otras ideas puedes aportar para cocinar con harina de garbanzos?




CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Panal de abeja, beneficios y cómo utilizarla

Sigu

Tres harinas alternativas al trigo para cocinar libres de gluten