Falafel de Garbanzos

La palabra árabe falafel traduce pimiento, es un plato de origen desconocido que se consume en la India, Pakistán, y en el Medio oriente. Posee diferentes variables dependiendo de la región donde se prepara. La evolución de su preparación ha llegado a manos de los más afamados chef del mundo entero. Es de preparación sencilla, y es básicamente una croqueta de garbanzo muy singular pero con mucho sabor.

Estas croquetas son consideradas como una comida rápida, en su forma más popular, en festejos o celebraciones no deben faltar y generalmente se sirven como un canapé de manera informal. También se puede servir como una entrada o mezze en los banquetes más formales, acompañado de pan pita y otros aderezos como salsa de yogur y tahina.

DESCUBRE COMO HACER UNA SALSA DE YOGUR Y TAHINA EN SOLO DOS PASOS

El falafel tiene en si un valor nutricional que se ha sabido ganar el aprecio de las personas que tienen un régimen alimenticio vegetariano, una unidad con un peso aproximado de 17 gramos, puede contener:

  • 57 calorías
  • 3.0 gr de grasas
  • 5.4 gr de carbohidratos
  • 2.3 gr de proteínas

El falafel se ha internacionalizado y una de las formas de penetración a los nuevos mercados, sobre todo en franquicias dedicadas a la alimentación, es incluir el falafel como plato en su menú dando resultados positivos.

Por nuestra parte, compartiremos nuestra receta de Falafel de Garbanzos para la preparación de este exquisito plato.

RECETA FALAFEL DE GARBANZOS

Ingredientes (22 unidades)

  • 250 g garbanzos Fuentesaúco
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de perejil seco
  • 1/4 cucharadita de cayena molida
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de cilantro molido
  • 1 grano de cardamomo molido o ¼ cucharadita cardamomo molido
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de sal
  • 2+1/2 cucharadas de harina de trigo
  • 3 cucharadas de agua

Además:

  • Aceite para freír

Elaboración (2 horas y media + 12 horas de remojo aprox.):

1. Lavar los garbanzos y ponerlos a remojo durante unas 12 horas.

2. Al día siguiente, escurrir bien los garbanzos, añadir el ajo picado, la cebolla picada y el perejil y mezclar.


3. Con la ayuda de una picadora eléctrica, triturar los garbanzos en dos tandas. Triturar los garbanzos hasta que estén bien picados pero sin que quede pastoso.

4. Una vez picados los garbanzos, añadimos las especies, la levadura, la sal, la harina y el agua.

5. Mezclar bien con las manos.

6. Dejar reposar la masa a la nevera durante un mínimo de 1 hora.

7. Calentar una sartén con abundante aceite (los falafel tienen que flotar en el aceite).

8. Con las manos húmedas formar bolas del tamaño de una nuez. La masa puede parecer poco consistente pero debe ser así. Si la masa es muy consistente, quedarán unos falafel muy duros.

9. Cuando el aceite esté caliente, freír los falafel a fuego medio hasta que estén bien dorados. De vez en cuando, darles la vuelta.


10. Servir los falafel todavía calientes con salsa de yogur, ensalada o pan de pita.

¡Buen provecho!


Por:

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Salsa de yogur y tahina

Sigu

Beneficios del wasabi