Croquetas caseras de setas

Las croquetas de setas tienen su origen en la gastronomía francesa por Antonin Carême, conocido como el chef de los reyes. En nuestro país se conocen a partir de los principios del siglo XX donde la preparación era a base de carnes rojas y blancas. Su elaboración dependía de comidas del día anterior para evitar que se perdiera preparando este tipo de aperitivo previo a cada comida.

Desde sus inicios siempre se consideró como un acompañante de las comidas. Posteriormente se le concedió el rango de plato principal y fue a partir de aquí, cuando se incorporaron nuevas recetas con una ingeniosa creatividad abriendo un abanico de posibilidades para cubrir la demanda de todos los sectores de la población incluyendo a las personas veganas. Es una receta que tiene muchas variables, y diversas preparaciones dependiendo de las regiones, ciudades y países en las que se preparan. 

Per ejemplo las croquetas de setas, se caracterizan además de ser una receta laboriosa, por incorporar ingredientes finamente troceados para crear una masa agregando harina y otros ingredientes previamente cocidos. Sus secretos se encuentran respaldados en una larga etapa de reposo que llegan a alcanzar las 8 ó 10 horas de allí, su particular sabor hace que sea una de las recetas favoritas de todos. A continuación compartimos contigo la receta de las croquetas de setas.    


COMO ELABORAR UNA DELICIOSAS CROQUETAS DE SETAS


Ingredientes (10-12 unidades):

  • 25 g champiñones deshidratados
  • 5 g boletus edulis deshidratados
  • 10 g seta San Jorge (moixernó)
  • 10 g trompeta negra
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 40 g harina
  • 220 ml leche
  • Sal

Además:

  • 1 huevo
  • Pan rallado


Elaboración (90 minutos + una noche de reposo):

El día anterior se elabora la masa para las croquetas. Para ello:

1. Dejar en remojo las setas durante unos 30 minutos.

2. Sofreír la cebolla y el ajo bien picado.

3. Colar las setas y picarlas bien finas.

4. Añadir las setas picadas al sofrito de cebolla y ajo y salar.

5. Una vez está listo el sofrito, añadir la harina y remover para que se cocine bien.

6. Cuando la harina se haya absorbido, echar la leche poco a poco y remover continuamente.

7. Corregir de sal si fuese necesario.

8. Cuando la masa se despega de la sartén querrá decir que ya está lista.

9. Poner la masa bien repartida en un plato y tapar con papel film.

Dejar toda una noche en la nevera.


Al día siguiente se forman las croquetas. Para ello:

10. Batir un huevo en un recipiente.

11. En otro recipiente, poner el pan rallado.

12. Con las manos húmedas, coger pequeños trozos de masa y dar forma de croqueta.

13. Pasar las croquetas por huevo y después por pan rallado.

14. Una vez hechas las croquetas, éstas se pueden freír, congelar o guardar en la nevera hasta 24 horas.

¡Buen provecho!

Por:

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

¿Qué es la harina Manitoba?

Sigu

Sopa de Miso con Hondashi