4% DTO EN TODA LA WEB. CUPÓN: FELIZOTOÑO

Cereales integrales y cereales refinados ¿En qué se diferencian?

Los cereales son parte de la alimentación diaria de cualquier población y ha sido así desde las civilizaciones más antiguas. Incluso su cultivo ocupa el 60% de la tierra cultivable en el mundo. Los cereales abarcan un conjunto numeroso de cultivos que pertenecen a la familia de las gramíneas; sin embargo los más comunes son el trigo en primer lugar (el más cultivado en el mundo debido a la producción de pan), luego el maíz y finalmente el arroz. El proceso por el que pasan antes de llegar a los hogares hace que los clasifiquemos como cereales integrales o refinados. Veamos las diferencias entre ambos.



Cereales integrales

Los cereales integrales son aquellos que no han pasado por el proceso químico de refinamiento y por tanto conservan las tres partes del grano: germen, salvado y endospermo.
El germen es rico en vitaminas y minerales. El salvado es rico en vitaminas, minerales y fibra dietética; protege al grano de climas adversos, insectos y enfermedades. El endospermo constituye el 83% del grano, sus principales componentes son los carbohidratos y las proteínas y en una pequeña porción contiene algo de vitaminas, minerales y fibra.
Consumirlos aporta una dieta muy completa: vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas y fibra dietética. Son apropiados para incluirlos en la dieta diaria.

Cereales refinados

Son todos aquellos cereales que pasan por un proceso químico de acondicionamiento antes de la molienda. El objetivo principal del acondicionamiento de los cereales es producir un cambio en las características del grano para mejorar el rendimiento de molienda y la calidad de la harina obtenida en cuanto a color, textura, humedad y aspecto, pero no en cuanto a nutrientes. Para cumplir con este proceso se separa el endospermo del salvado y el germen; llegando a la mesa de los hogares un cereal cargado mayormente de carbohidratos y proteínas.

A muchos cereales se vuelven a enriquecer con las vitaminas y minerales perdidos encontrando una etiqueta en el producto que dice ''enriquecido con'', e incluso se les coloca semillas y fibra adornando el producto procesado para devolverle algo de fibra.
Con las harinas procesadas se fabrican el pan blanco, la pasta blanca, tortas y la gran mayoría de alimento que consumimos en casa. El germen y el salvado se separan del endospermo para garantizar un cereal limpio, blanco y también para garantizar la vida útil del cereal.



Ahora que conocemos un poco más las diferencias entre los cereales integrales y refinados, puedes incluirlos en tu dieta diaria con inteligencia. Sabiendo el aporte nutricional que tiene cada uno y tratando de balancear esos nutrientes, lo aconsejable es que si mayormente eliges cereales refinados compenses la ausencia de vitaminas, minerales y fibras con otros alimentos. Y además, no debes abusar de su consumo para evitar el exceso de carbohidratos.


CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Salsa de soja, su origen y beneficios

Sigu

Receta para hacer panellets de sésamo blanco y negro