4% DTO EN TODA LA WEB. CUPÓN: FELIZOTOÑO

Altramuces ¡Leguminosas que van de generación en generación!

Los altramuces son una especie de leguminosas de características oleaginosas que se cultivan en zonas del Mediterráneo. El registro más antiguo data del siglo III d.C. apareciendo en el libro ''Tratado Agronómico de los Quintillos'' donde se explica de manera muy breve el procedimiento para su cultivo, recolección y utilización. En un principio su cultivo estaba destinado exclusivamente para el consumo animal, sin embargo las nuevas tecnologías han permitido que el ser humano se beneficie de las bondades nutricionales que brinda los altramuces.

¿Qué son los altramuces?

Los altramuces son una especie de leguminosa, familia de la ?Fabaceae? de forma redondeada, plana y de color amarillento. Su sabor al natural es amargo intenso por la cantidad de alcaloides que posee. Ha sido importante para muchas civilizaciones y en distintas épocas; por ejemplo, los altramuces estuvieron presentes en la dieta de los egipcios durante años, y también fue el alimento que por meses consumieron durante la etapa de la post Guerra Civil.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ''LAS ALUBIAS, UN ALIMENTO FUNDAMENTAL PARA UNA DIETA SALUDABLE''

Propiedades del altramuz

Los altramuces se destacan por su inmenso valor proteico y su gran cantidad de grasa insaturada buena para la salud. El altramuz conjuntamente con la soja, ambos, son considerados como una de las fuentes más ricas de proteína vegetal. Lo cual hace de esta leguminosa ideal para las personas con régimen alimenticio vegetariano.

Su alto nivel de fibra al igual que los carbohidratos, son importantes para ayudar a prevenir enfermedades como la diabetes y problemas en el colon.
Los altramuces concentran vitaminas importantes como todas las del grupo B y la vitamina E. En cuanto a los minerales que posee destacan el calcio, zinc, potasio, fósforo y magnesio.

LEER TAMBIÉN: ''CONOCE LOS TIPOS DE GARBANZOS MÁS COMUNES''

¿Cómo incluir los altramuces en la dieta?

Los altramuces de forma natural, deben pasar por un proceso para eliminar su sabor amargo, para esto:

  • Déjalos en remojo durante 12 horas
  • Posteriormente, se llena el cazo nuevamente de agua hasta cubrir y se coloca a fuego lento.
  • Una vez cocidos, se coloca agua de nuevo y se le agrega sal. De esta manera se conserva por lo menos una semana cambiando el agua una o dos veces al día.

El proceso es extenso, pero no complicado sin embargo, en el mercado puedes encontrarlos en presentaciones selladas con salmuera sólo de comenzar hacer tus recetas.   
Cumplido el proceso puedes comenzar a realizar sopas, potajes o incluso ensaladas similares como las que se preparan con las demás legumbres.


Por:

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

5 Beneficios del tofu y cómo consumirlo

Sigu

Lentejas estofadas