Sémola de maiz (fina)

Es rica en hidratos de carbono, vitaminas A, B y C, fibra y minerales. Es de fácil digestión y tiene un sabor muy agradable.
Se utiliza sobre todo para elaborar polenta, hamburguesas vegetales, cremas y papillas.

Féculas