HATCHO MISO

El hatcho miso se elabora a partir de soja fermentada, una leguminosa con más de un 20% de proteínas y un bajo contenido en hidratos de carbono.
Gracias al proceso de fermentación de la soja, el miso es un producto de muy fácil digestión y vital para mantener una buena flora intestinal.
Es rico en lecitina y ácido linoleico, que favorecen la eliminación del colesterol y también contiene vitaminas B2, B12 y vitamina E, potentes antioxidantes que evitan la fatiga y el envejecimiento prematuro.

El hatcho miso es típico comerlo en sopa pero también puede utilizarse como aliño mezclado con tahin y agua o como condimento de legumbres y cereales.
Debemos añadirlo a nuestros platos o sopas cuando ya están cocinados, de lo contrario el miso perdería sus propiedades.

Es recomendable guardarlo en la nevera una vez abierto.

Oriental