Garbanzo Mejicano

De alto calibre, muy grueso y redondeado, con la piel arrugada y los surcos muy marcados, de color muy claro, casi blanco. Harinoso y de agradable sabor.
 
Es ideal para los potajes de invierno y purés pero también para las ensaladas frías de verano y platos con verduras y hortalizas. Os lo recomendamos especialmente para elaborar la Cecina o Pastel de garbanzos.

Consumir esta legumbre es muy recomendable por su alto valor nutritivo: nos aportan una gran cantidad de hidratos de carbono de absorción lenta, ricos en proteínas, minerales, hierro  y fibra y pobres en grasas saturadas.

Tiempo de cocción: Pondremos los garbanzos en remojo durante toda la noche. Al día siguiente cambiamos el agua y los pondremos a hervir durante 1 hora y 35  minutos. El tiempo de cocción está calculado con una cocción tradicional (no olla a presión)  y con agua mineral.

Legumbres Garbanzos