Receta buñuelos de Cuaresma

Los buñuelos de Cuaresma, brunyols o buñuelos de l'Empordà, que no deben confundirse con los buñuelos de viento, destacan por su sabor anisado y su textura esponjosa.
Como su nombre indica, es tradición comerlos durante la Cuaresma y aunque su origen sea en el Empordà y, por extensión en las tierras de Girona, actualmente son indispensables en las pastelerías de Barcelona.



RECETA PARA ELABORAR BUÑUELOS DE CUARESMA

Ingredientes (unos 35 buñuelos):

  • 20 g anís matalahúva en grano
  • 160 ml leche
  • 2 huevos
  • 100 g azúcar
  • Ralladura de medio limón
  • Media cucharadita de canela en polvo
  • 10 g levadura seca de panadero
  • 500 g harina de fuerza o brioche
  • 5 g sal
  • 50 g mantequilla

Para decorar:

  • Licor de anís
  • Azúcar

Elaboración (3-4 horas aprox.):

1. Poner la leche y el anís en un cazo y calentar ligeramente. No hace falta hervir. Apagar el fuego y dejar infusionar unos 2 minutos.

2. Colar y reservar la leche y el anís por separado.

3. En un recipiente grande poner: los huevos, el azúcar, la ralladura de medio limón, la canela, el anís y la levadura. Batir hasta mezclar todos los ingredientes.

4. Añadir la harina, la sal, la mantequilla y la leche. Amasar hasta obtener una masa lisa y homogénea.

5. Una vez la masa está lista, la untamos ligeramente con aceite y la colocamos en el mismo recipiente y tapada con un paño de cocina.



6. Dejar fermentar la masa unas 2 o 3 horas o hasta que haya doblado su tamaño. El tiempo de fermentación dependerá de la temperatura ambiente.

7. Mientras la masa fermenta preparar:

  • Una cazuela u olla con abundante aceite para freír los buñuelos
  • Un plato con papel absorbente
  • Un recipiente con licor de anís y un pincel para pintar los buñuelos
  • Un plato hondo con azúcar para rebozar los buñuelos
  • Una bandeja para ir colocando los buñuelos una vez terminados

8. Una vez la masa ha fermentado, formar bolas del tamaño de una nuez. Este proceso será más rápido y fácil con las manos untadas de aceite.

9. Colocar las bolas en una bandeja y cubrir con un paño.

10. Calentar el aceite de la olla o cazuela.

11. Cuando el aceite esté caliente, coger una bolita de masa, hacerle un agujero en el centro con el dedo y ponerla a freír.



12. Repetimos este proceso con cada buñuelo. (A la hora de freír los buñuelos, os aconsejamos hacer tandas de 4 o 5 buñuelos.)

13 Cuando los buñuelos estén dorados, darles la vuelta y acabar de freír. Tienen que quedar bien dorados.

14. Una vez sacados los buñuelos del fuego, los colocamos en un plato con papel absorbente, los pintamos con licor de anís y los pasamos por azúcar.

15. Colocar los buñuelos en una bandeja y dejar enfriar.

¡Buen provecho!




Por:

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Salmón marinado con arroz rosa

Sigu

Trucos para conservar el ajo