¿Qué es y para qué que sirve la levadura de cerveza?

En los últimos años el consumo de levadura de cerveza en escamas o copos ha experimentado un auténtico boom. ¿Pero realmente sabemos qué es y qué propiedades tiene?

La levadura de cerveza es un hongo (Saccharomyces cerevisae) que se utiliza para fermentar la cerveza, pues transforma los azúcares de la malta en alcohol y dióxido de carbono.
Evidentemente, para que este hongo sea apto para el consumo humano debe pasar por distintos tratamientos y una fase de secado para evitar su fermentación. Es entonces cuando se obtiene la levadura de cerveza en escamas o copos para consumir como complemento dietético.
No se debe confundir la levadura de cerveza con la levadura que se emplea a la hora de fermentar el pan, ya sea fresca o seca.

La levadura de cerveza es, sobre todo, rica en proteínas y vitamina B.
Su alto contenido en proteínas la hace especialmente indicada para todas aquellas personas que siguen una dieta vegetariana, vegana o de musculación.
Además, los aminoácidos presentes como el triptófano y la lisina nos ayudan a superar el estrés y la fatiga. Por eso también es recomendable el consumo de levadura de cerveza entre los estudiantes, los enfermos de fatiga crónica, las personas con depresión o para todos aquellos que pasan por algún período de estrés.



La vitamina B es esencial para mantener el pelo, las uñas y la piel sanas. Así pues, el consumo de levadura de cerveza reduce la pérdida de cabello y muchos problemas dérmicos.
Entre otros beneficios, cabe destacar el papel que realiza la vitamina B como protector del sistema nervioso y como estimulante del sistema inmune.

La levadura de cerveza es rica en minerales como: el cromo (indicado para bajar los niveles de azúcar y colesterol en sangre), el fósforo (indispensable para tener una buena salud muscular, cerebral y ósea), el magnesio (básico para el buen funcionamiento celular y neuronal), el selenio (importante para eliminar los radicales libres) y el zinc (básico para la salud del pelo, piel y uñas).

La levadura de cerveza en escamas o copos pasa por un proceso de desamargado para suavizar su sabor y poderla añadir en zumos, leche, yogur, sopas, cremas, guisos, ensaladas, etc.
Se recomienda tomar de 2 a 3 cucharadas al día.

Si se padece hipertensión, gota, colon irritable, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn o alergia a este hongo, debe consultar con su médico antes de empezar a tomar levadura de cerveza.

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Mousse frutos rojos

Sigu

Harinas ¡Una para cada ocasión!