¿Qué es el hatcho miso? ¿Y qué relación tiene con la alimentación macrobiótica?

El hatcho miso es una pasta resultante de fermentar soja amarilla con semillas de koji (Aspergillus oryzae), un cultivo de hongos que favorece el proceso fermentativo de la soja, y que también se utiliza para elaborar sake, salsa de soja o vinagre de arroz.
El proceso de fermentación del hatcho miso dura como mínimo 2 años y el resultado es un producto de fácil digestión gracias al proceso fermentativo que transforma la soja en aminoácidos fácilmente asimilables por nuestro cuerpo.
Además, esta pasta es altamente nutritiva pues contiene un 20% de proteína, un 40% de agua y sólo un 10% de hidratos de carbono.
El hatcho miso es muy rico en aminoácidos, en vitamina B2, B12, vitamina E e isoflavonas. Todo ello contribuye a bajar los niveles de colesterol, a evitar el envejecimiento prematuro y a repoblar la flora intestinal

La alimentación macrobiótica tiene su origen en el budismo zen y la medicina tradicional china y se basa en el principio de equilibrio entre el Yin y el Yang.
Este equilibrio se alcanza mediante el buen estado físico, la serenidad espiritual y comiendo aquellos alimentos o condimentos que actúan como medicina.

Por todos estos beneficios y su poder alcalinizante, el hatcho miso es un alimento macrobiótico indispensable.
Se suele comer en sopa y se le puede añadir alga Wakame, que aporta energía yang, numerosos minerales y nos ayuda a purificar el organismo.
También se le puede poner tofu y verduras como la cebolleta.

El hatcho miso tiene un sabor potente y es muy concentrado en sal por lo que una cucharadita de miso en un bol con agua caliente nos basta. Nunca debemos hervir el hatcho miso porque perdería gran parte de sus propiedades.
 

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Recuperas fuerzas de manera inmediata con las pasas Sultanas

Sigu

Los anacardos, imprescindibles para mantener un sistema nervioso y cardiovascular sano