Polos de avellanas y chocolate

La receta de ''Polos de avellanas y chocolate'' es un capricho que todos debemos tener en la nevera, principalmente en épocas de verano. Es refrescante, nutritivo y la preferida en las meriendas de niños y adultos cuando el calor es intenso. Su elaboración es tan sencilla que no te lleva más de 1 hora, aunque ten en cuenta que para que el postre esté a punto de comer es necesario esperar que se refrigere por lo menos 3 horas más; así que se llevará una 4 horas para poderse comer.
En el proceso de la cobertura se requiere que los polos estén compactos producto del frio, para poder sumergirlos en chocolate. Luego, lo vuelves a llevar al refrigerador para que el chocolate se endurezca.
Esta receta tiene sus variaciones de acuerdo a la región de la preparación, puedes alternar el plátano por yogurt o por crema, dependiendo del gusto de cada quien. En lo particular la de plátano es un regalo de dioses que no debes dejar de hacer en casa para disfrutar entre familia. Sigue nuestra receta de Polos de avellanas y chocolate ¡Estamos seguros de que te va a encantar! 


Ingredientes (6 u 8 unidades)

  • 65 g avellanas crudas
  • 280 ml de agua mineral
  • 2 plátanos
  • 100 g puré de avellanas

Opcional:

  • 1 cucharada rasa de cacao en polvo
  • edulcorante

Para la cobertura:

  • 100 g chocolate al 70% cacao
  • 20 g aceite de coco


Elaboración (4 horas aprox.):

1. En una jarra apta para batidora colocar las avellanas y el agua mineral. Triturar bien y colar para obtener leche de avellanas.


2. En la misma jarra poner los dos plátanos pelados y cortados, la leche de avellanas, el puré de avellanas y si se quiere, cacao en polvo y edulcorante (miel, azúcar, sirope?).
Triturar hasta obtener una mezcla homogénea.

3. Rellenarlos unos moldes para polo con la mezcla, colocarles el palo y congelar durante unas 3 horas.


Para la cobertura:

4. Fundir el chocolate al microondas a máxima potencia y en intervalos de 30 segundos.

5. Añadir el aceite de coco fundido y mezclar bien.


6. Sacar los polos del congelador de uno en uno y sumergirlos en el chocolate fundido.

7. Volver a colocar los polos en el congelador si no se van a comer al momento. Se pueden envolver individualmente con papel film para una higiene óptima.


¡Buen provecho!

Por:

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Alimentos o ingredientes menos conocidos

Sigu

Bolitas de coco y chocolate