Masa de pizza sin prisa

Esta masa de pizza sin prisa es un tipo de masa para hacer en casa, sin apuros y sin presión. Su nombre hace referencia al tiempo de preparación, ya que su elaboración comienza con un par de días de antelación. Para que te hagas una idea esta masa debe reposar por lo menos 24 horas en la nevera y un máximo de unos 4 días. Según transcurren las horas, puede apreciarse cómo la masa aumenta su volumen y cómo incrementan las burbujas de aire en la superficie de la misma.

Lo novedoso de esta masa, es que es un tipo de masa más fácil de digerir que las tradicionales. Así que vale la pena su protocolo de preparación. Recuerda que esta es la masa de pizza sin prisa.    
Esta receta está diseñada para hacer de 2 a 3 pizzas redondas de tamaño mediano.

 
Ingredientes (1 bandeja de horno o 2-3 pizzas redondas medianas)



  • 225 ml agua
  • 2 g levadura seca de panadero
  • 350 g harina para pizza
  • 6 g sal
  • 10 g aceite de oliva


Elaboración (Preparación 15 minutos + reposo mínimo 24 horas):

1. Calentar el agua hasta que esté tibia. Añadir la levadura y remover con una cucharita. Reservar.



2. En un bol grande, mezclar la harina, la sal y el aceite. Remover.


3. Agregar la mezcla de agua y levadura y amasar. La masa tiene que ser ligeramente pegajosa y no tiene que quedar lisa ya que el reposo en la nevera terminará de darle estructura.


4. Formar una bola con la masa.


5. Untar un bol grande con aceite, colocar la masa en el centro y cubrir completamente el bol con papel film.


6. Dejar en la nevera un mínimo de 24 horas.


24 horas de fermentación


33 horas de fermentación


38 horas de fermentación


7. Sacar la masa de la nevera.

8. Poner el horno a 220ºC.

9. Enharinar la superficie de trabajo y colocar la masa encima. Si sólo se hace una pizza rectangular, estirarla con la ayuda de un rodillo o con las manos (al estar tantas horas en reposo, la masa se estira perfectamente con las manos). Si se hacen varias pizzas, dividir la masa en partes iguales y estirarlas después dándole la forma que se quiera.


10. Colocar la pizza en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y decorarla con los ingredientes que más nos gusten.


11. Hornear la pizza en la parte más baja del horno hasta que los bordes y el queso estén dorados.

¡Buen provecho!

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Crocbo, el bocado sano

Sigu

Los frutos secos más saludables