La Mostaza: usos en la cocina y beneficios

Usos en la cocina de la mostaza

La mostaza es una especia muy versátil en la cocina, con ella se aderezan ensaladas, embutidos y entremeses en diversas latitudes en el mundo. Además, se sazonan todo tipo de carnes incluyendo las de cacería aportando sabores inigualables al paladar. Por si fuera poco, también se preparan sopas de gran tradición como lo es la sopa de mostaza.

La mostaza se puede preparar en casa de manera artesanal. Se comienza por escoger los mejores granos y se debe poner atención en la calidad del vinagre a utilizar, el cual será el responsable de otorgar el sabor final a este preparado.



Una de las mostazas más destacada en el mundo es la que se elabora en una localidad francesa que lleva su nombre, Dijon. Otra muy destacada también, es la mostaza de Burdeos o Bordelesa una mostaza con un toque ligero a miel, semejante a la mostaza que se produce en Alemania. Y también está la mostaza de origen inglés, cuyo sabor es de carácter fuerte y picante.  


Beneficios de la mostaza   

La mostaza posee muchísimos beneficios entre los que podemos destacar:

- Es ideal para aliviar el malestar en la garganta causado por gripe y resfriados comunes, descongestionando las vías respiratorias.

- Su consumo se recomienda para aliviar cólicos y dolores relacionados con la menstruación en la mujer.

- Es un potente desintoxicante, facilitando el trabajo del hígado gracias a la presencia de glucocilanatos encargados de estimular la producción de enzimas y metabolizar sustancias tóxicas.

- Posee una acción antiinflamatoria ayudando a controlar dolores musculares relacionado directamente con los atletas.  

El consumo de la mostaza de manera racional garantiza un buen funcionamiento del organismo, además de ser un regalo para el paladar.


CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Cómo hacer gyozas

Sigu

Tipos de harinas que no deben faltar en tus recetas