Harina de castaña, una excelente opción sin gluten

Durante la edad media, el consumo de castañas se convirtió en la fuente principal de carbohidratos, debido a la escasez de alimentos. Las castañas son originarias del continente asiático, específicamente desde Sardes, desde allí se propagó llegando a Europa y posteriormente al resto del mundo. La harina de castaña es el sustituto habitual de la harina de trigo, sobre todo para las personas que tienen intolerancia al gluten.



Propiedades de la harina de castaña

  • La harina de castaña tiene importante aporte nutricional, por cada 100 gr se consume:
  • 372 kcal/1578 Kj
  • 3,6 gr de grasas, de las cuales 0,9 gr son grasas saturadas
  • 79 gr de hidratos de carbono
  • 5,6 gr de proteína
  • Menos de 0,01 g de sodio
  • Cantidades importantes de fibra soluble
  • Vitaminas como B1, B2, B3, B5, B6, B12 y vitaminas A, C y E
  • Dentro de los principales minerales están el hierro, fósforo, cobre, potasio, zinc, manganeso y magnesio.

Beneficios de la harina de castaña

Los beneficios son muchos, entre los más importantes están:

- Tiene un excelente aporte de antioxidantes, protegiendo al organismo de los daños que pueden ocasionar los radicales libres.

- Es un alimento rico en vitamina B, ayudando al metabolismo y el aporte de energía diaria; además de que previene o disminuye el estrés.

- Al ser rica en vitamina E, es altamente recomendada para el rejuvenecimiento de las células de la piel.

- Por otro lado, es un alimento que no contiene gluten siendo ideal para la población celíaca.

- Es rica en aminoácidos como el triptófano, lo que resulta ideal para combatir el sueño.

- Las personas que sufren de agotamiento físico deben consumir harina de castaña por su alto nivel de energía.

¿Cómo se utiliza la harina de castaña?

- La harina de castaña puede utilizarse como espesante en salsas.

- También queda ideal para preparar panqueques o crepes, puedes acompañarlos con miel o mermelada.


- Es ideal para preparar pan sin gluten, apto para la comunidad celíaca.

- La harina de castaña puede utilizarse como base para preparar bizcochos e incluso se puede mezclar con otras harinas para preparar nuestros platos favoritos. Es muy común que se combine con harinas integrales o con harina de trigo.

Como la harina de castañas no se eleva al hornear, recomendamos no sustituir más de un 1/4 de la cantidad total de harina de uso general empleada en una receta de productos de repostería o de pan por harina de castañas

La imaginación es el límite para usar la harina castaña, úsala en tus recetas favoritas dulces o saladas.

Por:

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Barritas de espelta sin horno

Sigu

¿Cómo sustituir especias?