Espirales de canela

Los espirales de canela son una deliciosa receta sueca donde se le conoce como kanelbulle, en sus orígenes se le consideraba un postre reservado para la clase alta por lo costoso que resultaban los ingredientes a mediados del siglo XIX. Hoy día es un plato dulce muy popular principalmente entre la comunidad norteamericana donde se le conoce popularmente como Cinnamon Rolls, un nombre que ha sido popularizado para este panecillo dulce gracias a una franquicia que lleva este mismo nombre.

Los espirales de canela son ideales para comer en las meriendas acompañados de café o té, aunque también son una rica opción para desayunos dulces. Quedarás fascinado con nuestra receta porque le hemos añadido almendra molida al relleno, verás el extra de sabor y cremosidad que le agrega.


Ingredientes (12-14 unidades)

Para la masa:


  • 212 g leche entera
  • 75 g mantequilla
  • 4 g levadura seca
  • 400 g harina de fuerza
  • 75 g azúcar
  • 4 g sal
  • 2 vainas de cardamomo


Para el relleno:


  • 70 g mantequilla a temperatura ambiente
  • 70 g azúcar moreno
  • 5 g canela molida
  • 20 g almendra molida (opcional)
  • Para decorar:
  • 1 huevo batido
  • 15 g granillo de almendra
     


Elaboración (3 horas aprox.):

1. Poner el granillo de almendra en un bol y cubrirlo con agua. Reservar hasta el momento de hornear los espirales.

2. Calentar la leche y añadir la mantequilla. Remover hasta que la mantequilla se haya derretido. Dejar templar.

3. Cuando la leche esté templada, añadir la levadura y remover bien.

4. En un recipiente grande mezclar la harina, la mezcla de leche, la mantequilla y la levadura. Amasar durante 1 minuto.

5. Pelar las vainas de cardamomo y moler las semillas en un mortero.

6. Agregar la sal, el azúcar y el cardamomo a la mezcla anterior. Amasar el conjunto hasta obtener una masa bien homogénea y ligeramente pegajosa.



7. Formar una bola con la masa y cubrirla con papel film. Dejar fermentar 1 hora en un lugar templado.


8. Mientras, preparar el relleno: mezclar la mantequilla, el azúcar y la canela hasta formar una pasta. Reservar.


9. Transcurrida una hora, enharinar la superficie de trabajo y poner la masa encima. Con la ayuda de un rodillo, estirar la masa hasta formar un rectángulo de unos 40 cm de largo por 30 de ancho.


10. Con la ayuda de un cuchillo o una espátula, esparcir el relleno por todo el rectángulo de masa, dejando un borde en la parte superior de unos 2 cm.


11. Repartir la almendra molida por encima del relleno y espolvorear un poquito de canela en polvo (opcional).

12. Enrollar la masa longitudinalmente como si fuera un brazo de gitano.


13. Cortar rodajas de masa de unos 2 dedos de ancho. Colocar los espirales de canela en una bandeja de horno cubierta con papel de horno. (Seguramente serán necesarias 2 bandejas).
Con la palma de la mano, aplastar ligeramente los espirales.


14. Cubrir los espirales con un paño de algodón y dejar reposar unos 50 minutos.

15. Calentar el horno a 250ºC.

16. Escurrir el granillo de almendra.

17. Pintar los espirales de canela con huevo batido y poner un poco de granillo de almendra por encima.


18. Hornear los espirales de canela durante unos 10 minutos.

19. Dejar templar los espirales y servir.

¡Buen provecho!


CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Mousse de turrón de jijona

Sigu

¿Por qué deben ponerse en remojo las legumbres?