Consejos para que las legumbres te den menos gases

  • General
  • 15 FEBRERO 2018
  • 8

Las legumbres es un rico alimento nutritivo con gran aporte de proteínas y carbohidratos. Pueden prepararse en sopas, ensaladas o en purés. Su versatilidad en tipos es amplia, desde judías, lentejas, garbanzos, frijoles o guisantes hace que en cada casa exista un tipo de legumbre preferido. Sin embargo, algunas personas se cohíben de comerlas al pensar que les sienta mal, ya que en muchas ocasiones el estómago se hincha y las flatulencias no se hacen esperar.


Los gases que producen las legumbres son normales y a todos nos ocurre por igual. Las legumbres contienen una molécula llamada oligosacáridos que nuestro organismo no descompone sino por medio de la fermentación bacterial. Esto produce, además de hinchazón del abdomen, un olor fétido que puede ser realmente muy incómodo.
Por eso, sigue estos trucos que te ayudarán a evitar que las legumbres te den menos gases.

Trucos para que las legumbres den menos gases

1. Una cucharadita de bicarbonato de sodio en el agua donde se va a preparar la legumbre, ayuda a facilitar la digestión de las mismas. Este probablemente sea uno de los trucos más antiguos, facilitado en las recetas de las abuelas. El bicarbonato de sodio, además, ayudará a que la cocción de las legumbres sea más rápida.

LEER TAMBIÉN: ''POR QUE DEBEN PONERSE EN REMOJO LAS LEGUMBRES''

2. Otro truco antiguo heredado por las abuelas es el de dejar remojar en agua las legumbres desde la noche anterior. Al día siguiente tira  esa agua y ponlas a cocinar en un agua fresca.

3. Otra idea más innovadora es poner a cocinar las legumbres con algas marinas. Las algas poseen una encima que ayudan a descomponer las legumbres en nuestro organismo más fácilmente. Además, verás que le aportará un sabor único.

4. También existen especias que facilitan la digestión y aportan un gran sabor a las legumbres, como el tomillo, por ejemplo. El tomillo es una hierba aromática y una planta medicinal ideal para ser utilizado en casos de intestino irritable. Con un poco de tomillo en tus legumbres te beneficiarás de menos gases al comerlas.


5. Cortar el hervor del agua es otra excelente idea. Pon a hervir las legumbres y cuando estén en el punto de ebullición agrega más agua fresca a las legumbres, de esta manera cortas el hervor. Están quienes prefieren cambiar el agua de cocción por completo y sustituirla por agua nueva.

Así que no te cohíbas de comer legumbres, y la próxima vez que las prepares sigue los consejos que aquí te damos para que las legumbres te den menos gases.

CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Socca o crep de harina de garbanzos

Sigu

Los frutos secos con más proteínas