Bretzels

Para hoy tenemos preparada una receta que te encantará, se trata de los bretzels. Una especie de galletas crujientes en forma de lazo que gusta a niños y adultos por igual. Se dice que estas galletas se preparaban en la antigua roma para premiar a los niños que hacían sus tareas. La palabra bretzel tiene su origen alemán y significa pequeños brazos, los romanos decían que estos bretzels tenían forma de brazos de niños haciendo sus plegarias.

Existe una gran variedad de recetas de bretzel, están aquellos bretzels que cambian en textura, unos se preparan para disfrutar como galletas y otros como un pan blando. Los bretzels con textura de galleta y salados son típicos de Europa, tienen su origen en Baviera, un estado alemán. Por eso, son muy comunes en Alemania y Suiza. Mientras que, los bretzels con textura de pan blando son típicos de los Estados Unidos. Otras recetas presentan bretzels que cambian en sabor; los encontrarás almendrados salados; otros más bien ligeramente dulces; están aquellos que son aromatizados con vainilla y canela y están los que tienen sabor a ajo.

Nuestra receta de hoy es la receta tradicional de bretzels, ya después puedes ponerte creativo y darle diferentes sabores.


Ingredientes (9 unidades)


  • 135 g leche tíbia
  • 135 g agua mineral tíbia
  • 7 g levadura seca de panadería
  • 500 g harina panadera
  • 10 g sal
  • 5 g azúcar moreno
  • 40 g aceite

Para escaldar los bretzels:

  • 2 litros agua mineral
  • 65 g bicarbonato

Además:

  • sal gruesa para decorar

 

Elaboración (2 horas aprox.):

1. Calentar ligeramente el agua mineral y la leche (tiene que estar tibio, no caliente) e incorporar la levadura seca de panadería. Remover para que se mezcle bien y reservar.


2. En un recipiente grande mezclar la harina, la sal y el azúcar moreno.


3. Incorporar el aceite y la mezcla de leche, agua y levadura. Amasar bien a mano o a máquina hasta obtener una masa lisa y no muy blanda.


4. Enharina ligeramente el bol de amasado o la superficie de trabajo y colocar la masa. Enharinar un poco la masa por encima y cubrir con un paño o papel film (sólo si se deja en el recipiente de amasado).
Dejar reposar 30 minutos.


5. Dividir la masa en 9 piezas de igual peso. Estirar cada trozo hasta formar un churro. Si la masa se encoge, dejarla reposar unos minutos más, hasta que pierda nervio.


6. Formar los bretzels (ver fotos) y colocarlos en 1 o 2 bandejas forradas con papel de horno. Cubrir los bretzels con un paño de cocina y dejar reposar unos 20 minutos.












7. Mientras, poner los 2 litros de agua mineral en una olla y llevar a ebullición. Añadir el bicarbonato y mezclar.


8. Encender el horno a 180ºC.

9. Con mucho cuidado introducir los brezels de la primera bandeja, de uno en uno, en el agua hirviendo y dejarlos unos 30 segundos.


10. Sacar los bretzels con la ayuda de una espumadera y escurrirlos los máximo que se pueda. Volver a colocar los bretzel en la bandeja de horno cubierta con papel de horno.


11. Cuando la primera bandeja esté llena, pintar los bretzels con la mezcla de agua y bicarbonato y espolvorear sal gruesa por encima. Hacer un corte longitudinal en la parte inferior de cada bretzel (opcional).


12. Hornear durante unos 20 minutos o hasta que adquieran el color marrón rojizo tan característico.


13. Repetir los mismos pasos con la segunda bandeja de bretzels.


14. Dejar templar o enfriar los bretzels

¡Buen provecho!


CASA PERRIS

Un maravilloso almacén antiguo de arroces, frutos secos, miel, harinas, chocolate y productos del cereal, en todas sus formas... UN PARAISO DE SENSACIONES!

Ante

Diferentes tipos de sal

Sigu

¿En qué se diferencian el chocolate blanco y el chocolate negro?